Sea, Sociedad de Escritores y Escritoras de la Argentina

La SEA, Sociedad de escritores y escritoras de la Argentina

AUTORES

OSCAR WURM

OSCAR WURM desaparecido en la dictadura militar argentina

«Oscar Wurm nació el 5 de septiembre de 1952, en Posadas, Misiones. Su padre era un pequeño productor y su madre, docente. Realizó sus estudios primarios y secundarios en el Colegio Roque González, siempre con excelentes calificaciones.

»Se recibe en 1969 y al año siguiente se dirige a Resistencia, en donde se inscribe en la carrera de Ingeniería Civil de la UNNE –Universidad Nacional del Nordeste–. Decide cambiar de carrera en 1971 y se inscribe en la Facultad de Abogacía, en Corrientes, carrera perteneciente a la misma universidad.

»En abril de 1973 es detenido en Corrientes y el 25 de mayo del mismo año es liberado por un decreto del Poder Ejecutivo del Dr. Héctor Cámpora.

»Desde 1973 hasta 1976 recorre algunas ciudades del país: Resistencia, Córdoba, residiendo fundamentalmente en Buenos Aires.

»De acuerdo con información militar él muere en un enfrentamiento (sobre la calle Aranguren al 1400, barrio de Flores), sin embargo no se comprende por qué es enterrado, en una fosa común en el cementerio de la Chacarita, recién el 18 de febrero, si él fallece el 29 de enero del 76. Cabe aclarar que Oscar Wurm tenía solo 23 años. Era militante del ERP.

»En realidad nunca hubo información clara sobre los hechos que culminaron con su muerte. Se encuentra enterrado en Posadas, donde vive la mayor parte de su familia.»


[Informe de una amiga.]

Poema para nunca

Hay un poema que nunca vaya a escribir
–que no podría–,
hay
una canción que nunca vaya a cantar
–que no podría–,
y es el de tu rostro
dormido
compañera,
porque toda la ternura
no encuentra las palabras
que puedan contarte,
que puedan contar

del país de caricias que amanece al borde de tu imagen,
a orillas de tu cara custodiada por el sueño...

Si mis ojos
pudieran hablarte de ese instante
si ellos,
centinelas incansables que se inundan de paisajes tuyos
pudieran inventar un modo de narrarte...
Pero no,
porque
qué palabras podrían caminar la breve geografía de tu boca
apenas entreabierta respirando...
porque
qué palabras podrían dibujar el mapa
que las primeras luces habitan poco a poco y a medida
que toda la sangre se despierta para verte...

Y no,
que no hay palabras,
que no habrá ninguna canción, ningún poema
o por lo menos
no el exactamente necesario...