Mujeres del Mundo Uníos

La Sociedad de Escritoras y Escritores de la Argentina (SEA) desde su creación siempre ha estado atenta a la cuestión de género, de allí su nombre aunque muchos los critican, pero fue aprobado en una multitudinaria asamblea y nos sentimos orgullosas/os de que este sea el nombre de nuestra institución.

¡Qué sería el mundo sin las mujeres!. Qué mínimo, qué desarticulado, qué lacónico y en el que seguramente faltarían esas acciones de luchadoras incansables, que estamos acostumbradas a desarrollar con alegría.

Aquí una breve referencia a algunas mujeres que marcaron la historia y quedaron en nuestra memoria:

En la era moderna, a partir de la Revolución Francesa, aumentan gradualmente los nombres de las mujeres que se destacan, empezando por aquella gran defensora de los derechos de las mujeres, Olympe des Gouges, que pagó por sus esfuerzos en la guillotina. Sin embargo, ya en el siglo XIX las mujeres empiezan a irrumpir con cada vez más fuerza en las ciencias, en la literatura, en las artes. Los obstáculos para la expresión del talento femenino, si bien no desaparecen, empiezan a ser menos lesivos; se va abriendo camino al reconocimiento de las obras de mujeres. Mencionaremos sólo, a manera de ejemplo, a grandes novelistas como Jane Austen,Charlotte y Emily Brontë, George Elliot, Gertrudis Gómez de Avellaneda, Emilia Pardo Bazán. En el campo político, la historia se ha encargado de destacar las hazañas de mujeres excepcionales, luchadoras por la independencia de sus países, mujeres como Policarpa Solavarrieta, Manuela Sáenz, la cubana Mariana Grajales. Entre las científicas, tenemos, por ejemplo, a una Maria Mitchell, la astrónoma norteamericana descubridora de cometas, primera mujer miembro de la American Academy of Arts and Sciences, vencedora de los prejuicios de quienes querían cerrarle sus puertas; a una Ada Lovelace, quien desarrolló un sistema binario de computación que en este siglo sería empleado para los sistemas cibernéticos.

Las “nobelistas”

Entre las excepcionales mujeres que en este siglo han llegado al pináculo de su labor creativa, contamos con treinta ganadoras de premios Nobel entre 1903, cuando la primera mujer recibió este galardón, y 1998. Los premios se distribuyen así: dos en Física, tres en Química, seis en Fisiología y Medicina, diez de la Paz, y nueve en Literatura. Conforman estas veintinueve mujeres (una de ellas, Marie Curie, recibió dos premios) sólo un 5 por ciento de los Premios Nobel otorgados desde su inicio. Y sin embargo, considerando las enormes resistencias que las mujeres han encontrado y aún encuentran para ejercer sus profesiones y acceder a los “santuarios” de la ciencia, donde se encuentran los recursos para investigar, o para ser tomadas en serio como activistas políticas o como literatas, es todavía mayor su mérito. A continuación presentamos breves reseñas sobre algunas de “las Nobelistas”.

mujeres

Premios Nobel de la Paz

Bertha Von Suttner (Austria): Conocida novelista y notable pacifista. Su novela “Abajo las Armas!” solo fue superada en popularidad en el siglo XIX por “La Cabaña del Tío Tom”, escrita por otra mujer: Harriet Beecher Stowe.

Jane Addams (Estados Unidos): Reformadora social, pacifista y sufragista. Primera mujer en ocupar la Presidencia de la Conferencia Nacional de Trabajo Social en Estados Unidos (1910).

Emily Greene Balch (Estados Unidos): Economista, reformadora social y pacifista. Fue Secretaria de la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad de 1919 a 1922.

Mairead Corrigan (Irlanda del Norte): Premiada por su intenso trabajo tratando de reconciliar a las dos comunidades religiosas más importantes de Irlanda.

Betty Williams (Irlanda del Norte): Premiada simultáneamente y por las mismas razones que Mairead Corrigan.

Madre Teresa de Calcuta (India): Originaria de Albania, fundó la orden de monjas Misioneras de la Caridad, agregando a los tres votos tradicionales de las religiosas (pobreza, castidad y obediencia) otro más: servir a los pobres. Sus contribuciones en este sentido han sido extraordinarias.

Alva Myrdal (Suecia): Socióloga. Directora del Departamento de Ciencias Sociales de la UNESCO desde 1951 a 1955. Gran defensora del desarme internacional.

Aung San Suu Kyi (Myanmar): Hija del gran líder de la lucha nacionalista de Birmania, Aung San, se ha convertido en lider del movimiento democrático de su país, sufriendo por ello persecuciones y presidio
político.

Rigoberta Menchú (Guatemala): Elegida para el premio en reconocimiento de sus esfuerzos en pro de la justicia social, la defensa de los indígenas de Guatemala, y la reconciliación etno-cultural en la América Latina.

Jody Williams (Estados Unidos): Premiada por su liderazgo en la campaña en favor de la prohibición y eliminación de los campos minados.

collage-3_opt

Premios Nobel en Literatura:

Selma Lagerloff (1858- 1940): Novelista sueca cuya obra hunde sus raíces en el mito, la leyenda y a menudo en lo sobrenatural. Se inspiró en el folklore y la narrativa oral de su país. Se le considera sin paralelo en la
literatura sueca por sus dotes narrativas. Su autobiografía (en varios volúmenes) fue un “best-seller” en la década de los treinta.

Grazia Deledda (1875-1936): Novelista italiana. En obras como “La Madre” ofrece una visión naturalista de la vida esforzada y difícil del campesinado de Cerdeña, donde había nacido. Su novela “Cósima” es autobiográfica.

Sigrid Undset (1882-1949): Novelista noruega. Buena parte de su obra (como “Kristin Lavransdotter” y la tetralogía “El señor de Hestviken”) está inspirada en la historia medieval de su país. Sus novelas muestran la
erudición y el estilo original y sereno de su autora.

Pearl Buck (1892-1973): Novelista y biógrafa nacida en Estados Unidos. Hija de misioneros protestantes norteamericanos, pasó su juventud en China, cuya sociedad retrata en la más famosa de sus obras, “La Buena Tierra”. Escribió más de 80 libros. Su estilo simple y directo, así como muchos de sus temas, muestran la influencia de la novelística china.

Gabriela Mistral (1889-1957): Nacida en Chile, su verdadero nombre era Lucila Godoy. Educadora, ensayista y, sobre todo, poeta. Fue el primer escritor de la América Latina que recibió el Premio Nobel. Durante 20
años se desempeñó como cónsul de su país en diversos países. Su poesía ha sido traducida a muchos idiomas. Poetas como Pablo Neruda y
Octavio Paz reconocieron su influencia.

Nelly Sachs (1891-1970): Poeta y dramaturga de origen judío, nacida en Alemania pero nacionalizada en Suecia. Comenzó a escribir poesía a los 17 años. En 1940, durante el Nazismo, huyó de Berlín y se radicó en Suecia. Su poesía lírica y dramática a menudo trata sobre temas relacionados con la historia del pueblo hebreo.

Nadine Gordimer (1923-2014): Novelista surafricana, de padres judíos, cuya obra toma posición contra la discriminación racial reinante en su país. Uno de sus temas recurrentes es la injusticia del sistema del apartheid, y los conflictos morales que éste supone para la clase media blanca. Muy admirada por la fuerza de sus diálogos y por su habilidad de escribir apasionadamente sin caer en dogmatismos. Entre sus obras tenemos “La historia de mi hijo”, “Un mundo de extraños”, y “Ocasión para amar”.

Toni Morrison (1931): Novelista de Estados Unidos cuya obra retrata la situación de la población negra (a la que ella pertenece) en su país. Creció en Ohio durante la Gran Depresión, en una familia pobre pero muy unida. Mostró dotes extraordinarias desde la niñez. Sus obras incluyen “Sula”, “Canción de Salomón”, y “Jazz”. Una de sus novelas más aclamadas, “Hija amada” (Beloved) ha sido llevada a la pantalla recientemente.

Wislawa Szymborska (1923-2012): Poeta. Nacida en Polonia, muy pronto se desilusionó del comunismo y su poesía adquirió un carácter mucho más personal y apolítico.

 

collage-2_opt

Mujeres Laureadas en otras categorías:

En Física: 1903- Marie Curie; 1963- Maria Goeppert Mayer.

En Química: 1911- Marie Curie; 1935- Irene Joliot Curie; 1964- Dorothy
Crowfoot Hodgkin.

En Fisiología y Medicina: 1947- Gerty Radnitz Cori; 1977- Rosaly Sussman
Yalow; 1983- Bárbara McClintock; 1986- Rita Levin Montalcini; 1988-
Gertrude Elion; 1995- Christiane Nusslein-Volhard.

 

Graciela Aráoz